Noticias 2001
поздравления с новорожденным

Sigue la declaración completa de CI, HAI e IBFAN en el Consejo Ejecutivo de la OMS.

Declaración sobre las Directrices para el trabajo de la OMS con el sector privado

Hablo en nombre de Consumers International, Health Action International y de la International Baby Food Action Network (IBFAN)

La protección de la salud del público es parte del contrato social entre los ciudadanos y sus gobiernos. La OMS ha sido encomendada por los gobiernos miembros de asegurar la equidad en el cuidado de la salud, tal como ha sido establecido en el concepto de atención primaria de la salud. También establece estándares en muchas áreas relacionadas a la salud. Estas incluyen estándares internacionales convenidas sobre prácticas promocionales tales como el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la leche Materna, resoluciones relacionadas y los Criterios Eticos para la promoción de Medicamentos.

En respuesta a una seria escasez en el presupuesto regular formado por los aportes de los estados miembros, la OMS busca ahora activamente fondos de empresas comerciales con el fin de ejecutar plenamente su programa de trabajo. Haciendo esto, la OMS está comunicando el mensaje de que es inevitable y hay que animar el involucramiento de empresas comerciales en su trabajo. Este práctica debe ser considerada de una manera más cuidadosa ya que conlleva el riesgo de desviar a la OMS de su mandato y rol como el organismo de más alto rango donde se definen políticas mundiales de salud; desanima la exploración de otras fuentes de apoyo posiblemente mas en la línea de lograr los objetivos de la OMS en lo que atención primaria de salud se refiere. La acción de la OMS podría también influir negativamente sobre las políticas de financiamiento de muchos otros asociados tradicionales.

Por mas clara que la OMS sea acerca de su misión respecto a la salud pública, debe reconocer que las compañías donantes siempre tendrán una obligación fiduciaria para con sus accionistas de maximizar las utilidades. Es esencial que el financiamiento que proviene del sector privado sea evaluado de acuerdo a los criterios de la salud pública. Esto se aplica a todas las corporaciones, no solamente a la industria del tabaco o de armamento.

Bajo el item 8.3 de la agenda, se ha pedido al Consejo Ejecutivo que preste atención a las Directrices de la OMS para el trabajo con el sector privado con el fin de lograr resultados de salud (EB107/20). A las redes HAI e IBFAN nos gustaría expresar algunas preocupaciones acerca de este tipo de interacción con el sector comercial: ¿esas interacciones pública-privada contribuye a la equidad en el cuidado de la salud?; ¿animan dichas interacciones programas verticales concentradas en enfermedades que requieren altas tecnologías, soluciones caras, en vez de aquellos programas identificados como prioridades nacionales de salud? ¿Son de rápida resolución o contribuyen a beneficios sostenibles de salud? ¿Estas bien publicitadas colaboraciones, tienen que ver con la construcción de imagen del donante, desarrollo de productos y mercadeo?.

Las directrices proponen un esquema para evaluar esas interacciones pero son insuficientes en áreas claves. En primer lugar, y lo mas importante, las directrices fallan en dar una definición clara de conflicto de intereses. Una consecuencia de esto es que el patrocinio de personal del sector privado, incluyendo compañías farmacéuticas, no es considerado como un conflicto de intereses. Otros es el fracaso de las directrices para enfatizar los riesgos relacionados al involucramiento del sector comercial en investigaciones. La respuesta que da las directrices al conflicto de intereses parece estar dirigida a envolver a mas compañías. Esto es simplemente inadecuado.

El principio cardinal de las directrices debe ser la completa responsabilidad y transparencia. Las directrices no tienen ninguna disposición para una evaluación independiente de los donantes potenciales y su adherencia a los estándares acordados de las OMS y a los acuerdos internacionales sobre derechos humanos, el medio ambiente, prácticas de mercadeo y laborales. Los acuerdos contractuales de la OMS con los donantes del sector privado deben ser hecho públicos. El proceso para evaluar y aprobar los acuerdos, como esta proveído en las directrices, es totalmente interno. En principio, la evaluación interna está inherentemente defectuosa debido al potencial conflicto de intereses. Por eso, una revisión independiente debe ser mandatoria. La evaluación externa y el monitoreo del trabajo donde están involucradas empresas comerciales debe ser llevada a cabo para ver si se logran resultado de salud equitativos y sostenibles.

El reciente Seminario en Roma, coorganizado con la OMS claramente afirmó que "se está a tiempo para que la OMS retroceda de la actual situación y reflexionar sobre el rol apropiado de la asociación entre el sector público y el privado con el fin de que corresponda a las necesidades de la salud pública y la equidad". Los participantes del seminario posteriormente han pedido una discusión abierta sobre las mencionadas directrices; ellos dicen que tal discusión deben envolver a los gobiernos miembros, la sociedad civil y otras partes interesadas, tomando en cuenta la evidencia y análisis a nivel mundial y nacional. Particularmente deben estar involucradas las partes de los países en desarrollo.

Por lo tanto, pedimos al Consejo Ejecutivo asegurar que las Directrices incluyan: una clara definición de conflicto de intereses; completa transparencia de los acuerdos contractuales con toda empresa comercial; evaluación de las compañías donantes potenciales de acuerdo a estándares reconocidos de la OMS y otros estándares internacionales; monitoreo regular y evaluación de toda interacción con el sector privado por un organismo externo incluyendo representantes de gobiernos y de la sociedad civil; mecanismos de alerta de tal modo que la gente pueda informar problemas sin dañar sus posición profesional o reputación; informe anual al Consejo Ejecutivo sobre los acuerdos contractuales realizados, su ejecución y los resultados para la salud pública; y revisión de las directrices en los próximos años por el Consejo Ejecutivo para determinar si estas recomendaciones han sido incluidas y cómo las directrices están funcionando en la práctica. Estaríamos muy complacidos de contribuir a esa revisión.

Presentada por Patti Rundall, International Baby Food Action Network, 22 Enero 2001, !07 Reunión del Consejo Ejecutivo, Ginebra
 
      

Publicaciones de interés

http://aislac.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/stories.medicamcentos.monopolicosgk-is-141.pnglink

Medicamento en monopolio ¿aseq

http://aislac.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/stories.carta tppgk-is-141.pnglink

Salvaguardando el acceso a med

http://aislac.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/stories.tlc medicamentos 2gk-is-141.pnglink

Efectos del TLC en el acceso a

http://aislac.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/stories.portada am tlcgk-is-141.pnglink

Efectos de las normas de propi

http://aislac.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/stories.estudio osteoporosisgk-is-141.pnglink

Osteoporosis: casos de publici

 

Perú: Continúa el debate sobre la Licencia Obligat…

15-04-2015

Lima, Perú 14.03.15. El gobierno y diversos son urgidos a pronunc...

MONOPOLIOS DE BIOLÓGICOS HACEN CASI IMPOSIBLE EL A…

11-03-2015

Lima, Perú; 11.03.15. Un excelente artículo de Fabiola Torres en ...

Obama pone en riesgo su programa de salud por defe…

11-03-2015

Lima, Perú, 12.03.15. Presidente de Estados Unidos prefiere defen...

Perú: mitos sobre la licencia obligatoria

05-03-2015

Lima, Perú 03.03.15. La última semana de febrero estuvo nutrida d...

FORO PUBLICO: Licencia para atazanavir

28-02-2015

Lima, Perú, 25 feb 2015. Con la presencia de expertos internacion...